INCIENSOS
En Japón quemar incienso es un arte y una vía hacia el placer de los sentidos.
Existen varias escuelas que conservan viva la antigua Ceremonia del incienso (Koh-Do) en la que el aroma del incienso sirve de base par la contemplación, el recogimiento y la inspiración.
 La energía que yace tras las flores, especias y maderas olorosas es un regalo aromático de la naturaleza. Las fragancias alegran el corazón y dan gozo y placer a nuestros sentidos pero además detrás de cada aroma hay un universo mágico. Bohemia te ofrece una amplia gama para que puedas elegir el idóneo para cada momento.

-HANA-NO-HANA: (Flor entre las flores). Tres aromas en cada caja: violeta, lirio de los valles y rosa. Incluye un incensario de porcelana. Apreciado desde hace más de 100 años.
-ZEN: Madera de agáloco (aloe) ligeramente especiada. Profundo, genera recogimiento, serenidad y conciencia. Especialmente indicado para la meditación y la concentración.
-CANELA: Una de las más antiguas especies conocida, procede de la corteza de un árbol de Ceilán. Aroma rico y cálido que genera una atmósfera vibrante y revitalizante. Proporciona clarividencia para la adivinación, buena suerte, sabiduría y riqueza.
-SÁNDALO: Es un árbol sagrado. El perfume que despide su madera aromática tiene la virtud de relajar el cuerpo y serenar la mente. Induce espiritualidad y recogimiento. Cualquier ocasión es buena para usarlo: para meditación, para consagrar y para proteger. También ayuda al desarrollo interior y a alejar pensamientos obsesivos.
-PINO: Es ideal para purificación porque su fragancia proporciona una sensación de frescura y limpieza. Energizante, estimula nuestra actividad física. Se utiliza en rituales de sanación
-ALMIZCLE (MUSK): Antiguamente esta esencia se obtenía de la segregación de una glándula del ciervo almizclero. Actualmente se respeta su vida y se obtiene de varias plantas. Es un aroma cálido que da coraje y confianza a los tímidos. Abre al goce de los placeres sensuales. Eficaz para alejar la ansiedad y la melancolía. Su principal cualidad mágica es romper maleficios y hechizos
-PACHULI: Por la mañana temprano da energía para afrontar el día. Al caer la tarde se convierte en un reputado afrodisíaco pues agudiza los sentidos. Incrementa la creatividad. Se utiliza en rituales para atraer a la pareja.
-JAZMÍN: Su aroma combate la depresión, da optimismo, animosidad y buen humor. Elimina la angustia y diluye la ansiedad por el futuro. Refuerza la confianza en uno mismo. Despierta la sensualidad. Es un estimulante que nos llena de energía cuando estamos fatigados. En el plano esotérico, atrae la buena suerte..
-ROSA: La rosa es la reina del perfume. Su aroma produce sensación de paz y amistad. Calma las tensiones. Purifica nuestros pensamientos y los transforma en amor. Quemarlo asegura una reunión cálida y cordial entre los participantes. Con él se evitan las discusiones familiares. Ideal para rituales de amor.

-CEDRO: Aroma que evoca la claridad y limpieza de la naturaleza en donde crece. Los indios americanos lo quemaban para disipar los malos sueños y sanar estados de ansiedad. Su vibración nos ayuda a profundizar en el contacto con la espiritualidad, incrementa el autocontrol y la vitalidad. Bueno para la concentración.
-ALÓE: El áloe o agáloco es un árbol originario de las selvas asiáticas cuya madera se descompone, pero su resina perdura y es buscada y desenterrada al cabo de años como un preciado tesoro aromático. Codiciado en el antiguo Egipto por su extraordinario poder y espiritualidad, su uso se perdió en la Edad Media. En China y Japón se utiliza con fines medicinales y mágicos. Los samuráis impregnaban las armaduras con su humo para protegerse en las batallas y proyectar un aura de valor. No confundir con la aloe-vera.
-ÁMBAR: Aroma cálido y envolvente. Adecuado para quemar por la tarde, cuando el sol empieza a declinar. Antiestrés, sedante para los nervios, genera buen humor y reduce la ansiedad.
-VAINILLA: Es una orquídea trepadora nativa de México. Su cálido aroma es afrodisíaco. Revitaliza el cuerpo y estimula los procesos mentales. Especialmente indicado antes de hacer un esfuerzo extra.
-TÉ VERDE: Al té verde se le han atribuido propiedades antioxidantes. Como aroma, su fragancia delicada y sutil crea un ambiente fresco y desenfadado. Adecuado para el trabajo intelectual.
-LAVANDA: Sobre todo si se quema al levantarse, nos transporta a un campo de lavanda mientras una brisa suave se lleva nuestros problemas y nos deja una sonrisa en el semblante. Empezamos el día relajados, con serenidad renovada y el espíritu en paz.


www.espaciobohemia.com
info@espaciobohemia.com