EL TÉ VERDE, el jade liquido.

Para la elaboración del té verde, las hojas (después de la recolección) son rápidamente vaporizadas y luego calentadas durante un cierto tiempo, deteniendo así el proceso de fermentación, al hacer esto los componentes vitamínicos, antioxidantes y medicinales se conservan intactos.
El té verde es de sabor suave, pero con cuerpo. Si se deja inficionar demasiado tiempo, resulta un tanto amargo. El tiempo idóneo de infusión es de 1,5 a 3 minutos.
El té verde es uno de los tés más sanos y con más propiedades: Reduce los niveles riesgos de infarto, activa la circulación y baja la presión sanguínea, potencia la función inmunológica, mejora el funcionamiento del hígado y los riñones, mejora la digestión, evita la formación de cálculos renales y biliares, estimula las funciones mentales y físicas en general, es antioxidante, mantiene la salud y el buen aspecto de la piel, aumenta la longevidad, combate virus, hongos y bacterias, evita la caries, apaga el mal aliento y aporta minerales y vitaminas.


www.espaciobohemia.com
info@espaciobohemia.com