ASI NACIO EL TE
Los orígenes del té se pierden en el tiempo, solamente las leyendas son capaces de aclararnos algo sobre su pasado.
Una de las leyendas cuenta que al principio del tercer milenio antes de Cristo, en China el emperador Chen Nong viajaba con su escolta por una lejana comarca. Agotado de tan largo viaje, ordenó que le dejasen descansar a la sombra de unos árboles.
El emperador se sentó en uno de ellos, pidió un tazón de agua hirviendo, pues estaba sediento y era el único remedio que conocía para apagar la sed. Se lo sirvieron y en aquel momento cayó una hoja en su tazón. Chen Nong bebió el agua sin reparar en ello, y al hacerlo, un perfume a un tiempo dulce y amargo le llenó la garganta.
Intrigado, inspeccionó el fondo del tazón y encontró la hoja que propagaba tan fascinante aroma.
Aquí nació el té.
HISTORIA
La costumbre de servirse de las hojas de té para conferir un buen sabor al agua hervida se utilizó por primera vez en la China hacia el 250 a.C.
El té entra en contacto con los europeos por primera vez en la India, cuando los portugueses llegan a ella en 1497, ya que en la India el uso del té estaba muy extendido. El primer cargamento de té debió de llegar a Amsterdam (Holanda) hacia 1610, por iniciativa de la Compañía de las Indias Orientales. En Francia no aparece la nueva bebida hasta 1635 o 1636.
En Inglaterra, el té negro llega a través de Holanda y de los cafeteros de Londres que lo pusieron de moda hacia 1657. El consumo de té solo adquirió notoriedad, en Europa, en los años 1720-1730. Empieza entonces un tráfico directo entre China y Europa. Aunque tan sólo una exigua parte de Europa oriental, Holanda e Inglaterra, consumían la nueva bebida. Francia consumía muy poco, Alemania prefería el café y España era aún menos aficionada.
Pero con el tiempo y con la ayuda de los comerciantes europeos el té llego a todo el mundo, ya sean lugares para su cultivo como lugares para beberlo.
En Inglaterra llegó a todas las clases sociales, pobres y ricos lo bebían. Incluso se dice que reemplazó a la ginebra (muy requerida por las clases bajas inglesas). Hoy, el tomar té a las cinco de la tarde es una de las características del Reino Unido. Aunque en China se tomaba el té desde mucho antes, actualmente es tomado por más gente que en cualquier otro país del Mundo.

www.espaciobohemia.com
info@espaciobohemia.com